miércoles, julio 13, 2005

La importancia de la educación


"Lo conocía de toda la vida, era un niño de una buena familia. Un niño agradable, lo vi crecer desde muy pequeño hasta la actualidad. Le gustaba salir, le gustaba jugar al fútbol, al cricket, eso era lo que quería hacer", asegura. El Mundo

Esta es la descripción de uno de los posibles terroristas suicidas. No es la descripción de una persona pobre y desesperada, sino de un adolescente. Quizá no deba buscarse el problema del terrorismo en la pobreza - los ciudadanos de otros paises tan o más pobres que los que los originarios de los terroristas no actuan así. Parece ser que estamos más ante una moda. Se trata de un signo de reveldía ante una sociedad alienante conducido a través de una visión romantica de la muerte gracias a la religión.
En este tipo de acciones siempre influyen muchos factores. La existencia de paises pobres seguro que es una de ellas. Pero también existen factores culturales muy importantes y en este caso otro quizá imprevisto: la adolescencia. Seguramente tras el atentado exista alguna persona con tanto odio como para estar dispuesto a enviar a otros a morir, aunque sean niños. Pero es la falta de espíritu crítico y la alienación de vivir en una sociedad tan grande lo que lleva a estas personas a unirse a un movimiento autodestructivo, a convertirse de estudiantes en asesinos.
La lucha contra estos actos criminales - como contra todos los demás - se ganará mediante la educación. En estos momentos la educación trata de obligar a aprender y creer, hasta que no se consiga que la educación trate de aprender a ser críticos y contrastar la información no resolveremos el problema. Y aunque este no sea un objetivo facil debería de ser posible.